Proyectos de solidaridad

Desde la Pastoral del centro vemos necesario acercar la realidad del mundo y de la humanidad a las aulas, mostrar el valor del esfuerzo, de la pluralidad, la cooperación, la fortaleza del trabajo en equipo y la creatividad en la búsqueda de soluciones, y ayudar a provocar un cambio global.

Colaboramos con FranSol en varios proyectos:
– Centros de Nutrición de Mbuji-Mayi. Mbuji-Mayi (originalmente Bakwanga) es la capital de la provincia de Kasai Oriental, en el centro-sur de la R. D. del Congo. La situación económica ha empeorado en los últimos años y ha llevado a algunos padres a carecer lo suficiente como para alimentar a los niños, que a menudo son víctimas de las plagas. A esto se suma que Mbuji-Mayi ha registrado un número cada vez mayor de niños secuestrados e incluso huérfanos que han perdido a sus padres debido a la falta de cobertura adecuada de salud y alimentos. Así se encuentran muchos niños víctimas de la desnutrición, del kwashiorkor , de enfermedades de origen hídrico y de los gusanos intestinales.

– Escuela de Costura y Educación Básica. Desde Rafaï (R. Centroafricana) nos llega la petición de ayuda en la puesta en marcha de la Escuela Lee y Cose, proyecto previsto de subvención 3 años (2019-2021) y con el objetivo que la escuela se automantenga.

También colaboramos con las parroquias del barrio y con bancos de alimentos.

A lo largo del curso escolar, tienen lugar múltiples actividades: rastrillo, talleres de manualidades realizadas por el alumnado en colaboración con las familias, yincana, fiesta infantil, andada solidaria, concierto solidario… Gracias a todas ellas, recaudamos fondos para colaborar con las necesidades. Además, trabajamos la educación en valores desde la sensibilización, que se realiza a partir del conocimiento del país y sus circunstancias (a través del acercamiento a su situación cultural, económica, social, educativa, medioambiental, recursos, etc.). Esta se lleva a cabo en las aulas, con dinámicas preparadas por el profesorado.

_

ENTRE TODOS ILUMINAMOS
EL MUNDO

Solo llegando al corazón hacemos verdadera educación

Carolina Baron